La declaración de la misión de FIDA/pcH se guía por el derecho a la dignidad y la autodeterminación. Esto requiere una estricta adhesión a los principios de la metodología participativa. La metodología participativa propugna la participación de la población local y de todos aquellos que tengan un interés directo en un proyecto o actividad particular en su comunidad. El enfoque se basa en la creencia de que una población tiene la capacidad de evaluar su situación y de tomar decisiones que en última instancia afectan a su vida.

El compromiso de practicar la metodología participativa requiere un tiempo considerable, paciencia y facilitadores capacitados. Sin embargo, para FIDA/pcH su uso se considera crítico para la sostenibilidad. Es una metodología que fomenta el diálogo, el respeto, la igualdad y una conciencia apreciativa de las capacidades individuales y los recursos locales. Aunque consume mucho tiempo, se ha considerado durante mucho tiempo como un enfoque más eficaz en función de los costos para lograr la sostenibilidad a largo plazo.

"El verdadero desarrollo debe estar en manos del pueblo. Si no es aceptado por el pueblo, entendido por el pueblo, hecho factible por el pueblo, y poseído por el pueblo, seguramente fracasará."

Jack F.Wall
FUNDADOR FIDA/PCH